Tres, Uno, Infinito

inspirado por Borges

Viene Kirsten, vestida con otro vestido azul de seda;

el pelo de caoba acaricia sus hombros

Me clava los ojos, avellanos, estimulantes, tácitos;

me consuela con la mirada

¿Tienes un corazón del cristal impenetrable?

¿Tienes miedo de ser herida?

Cariño, eres valiente y fuerte

La vulnerabilidad da forma a la intrepidez;

el fuego da forma al fierro

Deberías dejarlos entrar

No tengas miedo de volar en las órbitas

de aquellos a quienes importas

Vas a fluir, vas a aprender, vas a crecer

El primer rayo de luz desgarra el cielo,

desgarra mi máscara del cristal, temblorosa, rota

Amanece. Me amanece

por ese rostro que mira y es mirado.

Abre los ojos. Ya no estoy sola. Hay otra: Ivett

que corre a través de la puerta, exhala un hálito escarpado

Se ríe; la sonrisa del ave inversa o que un temblor agita

Una gota de silencio antes de que me hojee

con su iris del ébano sutil

a través de la pared tersa entre nosotras

¿Tienes un alma de un vago mármol o una vaga rosa?

¿Qué aspiras? ¿Qué respiras? ¿Qué absorbes? ¿Qué difundes?

¿La luz o el polvo? ¿El aire limpio o la bruma? ¿Calor o frialdad?

¿Quieres ser el sol o la luna?

“No tomes la basura de otros, y ni tampoco se la des.”—dijo mi abuelita

Recoge buenas semillas y las difunde alrededor

Vive como eres, muere como eres

sincera y apasionada, empoderada e inspiradora

No necesitas enmascararte: tu rostro, sonrisa, mirada, tu cuerpo, tu alma

Porque al fin, solo hay que mirarse a sí mismo

No quieres ver un simulacro distorsionado,

un reflejo fingido y lleno de mentiras

La vida puede ser un tablado, pero no te paga por actuar

Me río; la sonrisa lisa, crujiente, roja como una rosa, fluida como sangre

El sol me deslumbra con los brillos

Alcanza su cenit de elevación.

De repente,

un invitado inesperado aparece

con el crepúsculo de vainilla

Parece tan familiar

de derecha a izquierda

Toca mi pelo, las cejas, pestañas, y los labios

Ay muchacha, ¿estás libre

de la vertiginosa telaraña de las faenas?

Pierde el tiempo no más

Esto es el oeste, no el este,

en el cual la gente vive por la productividad y la velocidad

Deberías mantenerte ocupada como una mujer moderna

con un sentido racional de la libertad positiva: eres la maestra

dice Pulpo y me señala con el dedo

Está aquí conmigo

pero al otro lado

del espejo.

Dios pone un empeño

en toda esa inasible arquitectura

que edifica la luz con la tersura

del cristal y la sombra con el sueño

un sueño está dentro de otro de otro del infinito

un reflejo está dentro de otro de otro del infinito

todo acontece y nada se recuerda

Tengo tantas formas que no hay una forma que exista

Kirsten, Ivett, Pulpo

va a venir otra y otra y otra,

o quizás, otro y otro y otro

son yo y soy ellas (ellos)

¿o no? ¿nadie?

¿los trastornos de personalidad o personalidad inexistente?

Tres, uno, infinito

¿Pasado o futuro?

no, sólo el momento

El reflejo me está mirando;

el simulacro me está saqueando.

Las cuestiones tácitas quedan sin respuesta

en esos gabinetes cristalinos, insomnes y multiplicados,

que nos acechan como siempre.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s